Eutanasia y pistachos cerrados

Como habrán comprobado mis casi ochenta mil seguidores, estos días he abandonado un poco este blog, pero fue por motivos desgraciadamente luctuosos. Por un lado, tuve que tomar la dolorosa decisión de sacrificar al gato, desahuciado a causa de las terribles secuelas de un probable accidente de tráfico y la visión de una película musical para adolescentes. En casa hemos pasado una etapa lúgubre que incluso ha llevado a nuestro hijo de 6 años a no aplicar la dialéctica marxista durante la confección de figuras de plastilina.

Foto escolar de nuestro vástago, totalmente sumido en la depresión

Por otro lado, tuve que abandonar mis quehaceres matrimoniales varias noches para dedicarme a abrir un pistacho que, de una forma no explícita, me estaba retando con su cerrazón y silencio. Aunque mi pareja inicialmente no me apoyó en este reto, luego me ofreció su respaldo marchándose de casa con el profesor de bailes regionales para que me dedicara a esta labor olímpica en exclusividad. Se ha llevado además los ahorros de toda nuestra vida (5,21 €) para que no me distraigan los temas pueriles y pueda profundizar en el ascetismo. Por ahora me estoy alimentando chupando los cables del módem, aunque en momentos de desesperación incluso he valorado probar una galleta dietética de arroz.

Mi pareja, en una pose sumamente erótica, hace unos meses.

En compensación a este abandono, os he añadido otro capítulo del relato sobre Augusto Espinardo, el Community Manager de Jesucristo, que podéis leer pinchando AQUÍ y que, sinceramente, espero que os ayude a situaros ante vuestras íntimas dudas teológicas respecto a los pelillos de las orejas. Por mi parte, seguiré valorando la posibilidad de salir del armario de la cocina donde llevo 2 semanas encerrado, esperando que se marchen los propietarios de la vivienda. ¿Es esto una vida plena? Yo digo SÍ.

1 comentario en “Eutanasia y pistachos cerrados”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s