Me he quedado agustín

Pocas cosas hay más reconfortantes para un humorista, aparte de sentir los genitales untados con una mezcla de miel y guindilla en polvo, que recibir el halago de otro humorista o la carta de devolución de la Renta. Hace unos días me animé a enivarle al gran Agustín Jiménez un ejemplar de mi libro “Relatos incómodos” y éste tuvo el detalle de elaborar un vídeo de agradecimiento:

Vídeo del tuit del humorista.

Sólo me caben palabras de elogio para Agustín, especialmente por mostrarse accesible y humano, en coherencia con el personaje público. En estos tiempos se hace complicado encontrar la autenticidad y la humanidad, reina el egocentrismo que, lógicamente, se acrecienta cegadore en el escaparate público mediante espejos deformantes. Por eso debemos poner el acento en las excepciones que nos animan a congraciarnos con el mundo. a pesar del injustificado precio de los pistachos y los aguacates.

Quién sabe si de la lectura de esos relatos saldrá la semilla para un monólogo o un simple chiste que, a su vez, expanda la sonrisa en un público cada día más necesitado de motivos para sonreír en este mundo. Que corra la risa, porque agazapada se pone mustia e hiede a cinismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s