Curso de filosofía lowcost sin aceite de palma.

Animado por mis padres y mi pediatra, he decido abrir una nueva sección en este exitoso blog que, a fecha de hoy, me ha revertido innumerables beneficios económicos hasta el punto de plantearme la posibilidad de adquirir 2 rollos de papel higiénico para pasar el año o incluso consumir alimentos todavía no en estado avanzado de putrefacción.

Foto reciente mía donde se hace patente mi lujoso tren de vida.

Siempre atento a las demandas de mi target comercial (adolescentes entre 40 a 65 años y el poderoso sector de ropa textil para mascotas), he inaugurado el curso «Contradicción a la filosofía». En entregas semanales cada 21’32 días intentaré desentrañar con exquisito rigor toda la complejidad de la ciencia del conocimiento, desde sus orígenes hace un montonazo de años hasta la actualidad o incluso más tarde.

Alejándome de la pomposidad académica, usaré un lenguaje comprensible, efectos especiales y tórridas escenas de sexo con profesores de autoescuela. No obstante, advierto que determinadas materias pueden requerir de cierto esfuerzo por parte de mis seguidores, a quienes recomiendo previamente echar un rápido vistazo a esta obra esencial de la filosofía para aumentar sus capacidades de comprensión.

En conclusión, tienes a tu disposición una oportunidad única para ampliar tus conocimientos en temas tan candentes en las tertulias televisivas como el No-Ser-En-Sí y la insoportable levedad de ciertos aparatos adquiridos en comercios chinos. Al final del curso, tus más personales preguntas existenciales quedarán resueltas, podrás enfrentarte a tu día a día con renovada seguridad y seguir fracasando, sí, pero con una estúpida sonrisa que pondrá nerviosos a tus crecientes enemigos. Pasen y lean: AQUÍ.