Nuevas travesuras de Augusto Espinardo

Como habrán comprobado ustedes, lisérgicos lectores, he tenido bastante desatendido este blog, pero no ha sido por motivos baladíes. Hace aproximadamente diez días me enzarcé en una necesaria pelea a puñetazos contra una pandilla de violentos agentes de la propiedad inmobiliaria quienes, durante una tranquila reunión de nuestro club de lectura del BOE, cuestionaron que Dios, en tanto que existiere, debería tributar el triple en proporcionalidad a su esencia como Santísima Trinidad. Comprenderán ustedes que la cuestión tiene la suficiente enjundia como para no pasarla por alto, considerando además que la exégesis y la presión fiscal constituyen la controversia más candente entre nuestros jóvenes. ¿Qué clase de ejemplo hubiera dado a las nuevas generaciones si me hubiera mostrado tibio ante tal afrenta?

Foto del típico agente de la propiedad inmobiliaria del levante español.

Gracias a mi excelente forma física (realizo no menos de 2 flexiones diarias) y a mis conocimientos magistrales en una mezcla libre de Kung Fu y jota andorreña que yo mismo he creado, salí indemne de aquella reyerta a excepción de una leve perforación del pulmón izquierdo y la pérdida total del riñón o el páncreas (ahora no lo recuerdo), mientra que mis adversarios salieron francamente despeinados. Por otro lado, el Día de la Madre también me ha tenido ocupado; aún sabiendo que representa una fiesta meramente comercial, me gusta aprovechar la señalada fecha para darme otra vuelta por las gasolineras comarcales con la renovada esperanza de acordarme en cuál de ellas abandoné a mi procreadora.

Retrato robot de mi madre realizado por mí.
Si la reconocen, dejen recado en la panadería de Carmen.

En conclusión, sólo he dispuesto de tiempo para deletrear correctamente mi nombre y actualizar el relato de Augusto Espinardo, agregando un par de nuevos episodios AQUÍ. Terminaré, no obstante, haciéndoos un llamamiento para que vayáis a votar en las elecciones generales que se celebrarán mañana o pasado: en nuestra mano está frenar el avance vergonzoso de los tomistas zurdos.

Mujer vuelve a su estado de cigoto tras aplicarse crema rejuvenecedora

Imagen de la mujer según consta en la ficha policial.
Ha ocurrido en la capital. LLevaba desaparecida varios días y ayer por la noche fue encontrada por su marido quien, al vaciar el filtro de la aspiradora, la oyó gritarle que no había limpiado bajo el sofá.

María Virtudes Santurce, de 46 años, residente en el número 61 de la Calle Pailer del madrileño barrio de Leganés (a la que nos referiremos en el artículo como M.V.S para salvaguardar su anonimato), apareció felizmente después de casi 1 semana de búsqueda por parte de un importante dispositivo formado por varias dotaciones de la guardia civil y un señor de Soria que no tenía nada que hacer esa tarde.

Sin embargo, el caso ha alcanzado especial notoriedad por el hecho de que M.V.S simplemente se había aplicado una crema corporal con efecto rejuvenecedor que le ha quitado más años de los esperados. “Yo compré la crema en el DIA porque me la había recomendado mi cuñada Francisca, que trabajó para AVON y entiende mucho de estas cosas”, nos explica la propia M.V.S a través de la ecografía, “La verdad es que no me leí las instrucciones y me unté más de la cuenta, total era muy barata”

El marido de M.V.S, manifiestamente feliz con el desenlace del caso

Ella reconoce que su nueva situación como cigoto puede acarrearle dificultades en su vida diaria. “Mañana hay reunión del AMPA e igual no voy a poder ir”, nos relata entre sollozos, “Seguro que van la Tere y la Rubiales sólo por fastidiarme y aprueban los disfraces del Día de la Paz sin contar conmigo”. Le preguntamos si le preocupa que se inicie en su interior el proceso morfocinético que originaría un embrión, a la que nos responde que no porque no ha entendido la pregunta.

Su esposo, Julián Cerdedillo, un albañil que trasmite bondad por todos los poros a pesar de su afección por las corrientes escolásticas del platonismo, se muestra muy nervioso con el nuevo panorama familiar que se le presenta. “Habíamos quedado en empezar a ver una nueva serie de Netflix este finde, pero ahora me tengo que aguantar por culpa de esta movida”, balbucea en un estado febril de nerviosismo tal que ejecuta incorrectamente una danza típica de Kazajaistán.

Imagen del comisario encargado del caso

Fuentes de la investigación están centrando ahora todos sus esfuerzos en localizar una bollería por la zona, mientras el Presidente de la Comunidad de Vecinos advierte que el estado embrionario de M.V.S no implica una reducción del coeficiente de participación en los gravámenes de mantenimiento de las zonas comunes, tal como consta en los estatutos. Desde este diario hemos tratado de contactar con los directivos de la empresa fabricante de la crema rejuvenecedora, quienes han declinado realizar ninguna declaración argumentando que se la suda todo un poco bastante.